6/24/17

Los Eldrid son viejos. Muy, muy viejos. Sus archivos de conocimiento son los más antiguos del universo. Obligados a comprender, catalogar y preservar el orden natural de las cosas, estarían encantados si les dejaran realizar sus investigaciones en paz. Sin embargo, desde que los Varelsi y los jennerit empezaron a tergiversar las reglas del espacio-tiempo, la vida de los Eldrid es cualquier cosa menos tranquila.

¿Quiénes son los Eldrid?

Entre los Eldrid se incluyen múltiples culturas y razas que antaño se diseminaban por numerosos mundos. La línea temporal de su fundación se extiende a lo largo de cientos de miles de años, pero los eruditos suelen aceptar que los antiguos Aztanti plantaron la semilla que más adelante daría paso a los Eldrid.

Las razas de los Eldrid, los aelfrin, los enanos Ekkuni y otros organismos conscientes mantienen una conexión única con la naturaleza. Los fornidos y tercos enanos Ekkuni viven en los vastos túneles subterráneos de Ekkunar, su mundo natal. Los Eldrid los tienen en muy alta estima debido a sus vastos conocimientos innatos de botánica y geología.

Los altos y ágiles aelfrin acudieron en masa a Ekkunar de forma más reciente, cuando su planeta natal Eshteni fue destruido. Los aelfrin, que pueden vivir miles de años, son protectores fervientes del orden natural del universo y la raza central de los Eldrid.

Valores de los Eldrid

Los Eldrid valoran el universo natural y dedican una gran cantidad de tiempo —y recursos— a observar, preservar y catalogar todo lo que encuentran. Tras extenderse por todo el universo, centraron su base de poder en el planeta Codex, hogar de tesoros de datos masivos. Este almacén de dimensiones planetarias alberga todos los conocimientos del universo, codificados en la estructura de ADN de los gigantescos árboles Eliim.

Decididos a reunir el conocimiento a toda costa, los Eldrid disponen de numerosos equipos de investigación y asistencia que ayudan a otras civilizaciones a organizar este orden. Cuando las civilizaciones se muestran reticentes a cumplir con sus deseos, los Eldrid envían a su brazo más militante, la Orden de los Vigilantes, para que atiendan a razones.

Mantener el orden natural

Muchos consideran que los Eldrid son unos raritos que aman la paz y la naturaleza, pero eso no es del todo correcto. Para los Eldrid, cada estrella, cada planeta, cada ser vivo, cada átomo y cada rayo de luz es la expresión de un gran motor cósmico. Para ellos, el propósito de la vida es comprender y mantener dicho motor. Sin embargo, que veneren la naturaleza no significa que veneren la vida. Para los Eldrid, "naturaleza" hace referencia al cosmos, al orden natural del universo físico.

A los Eldrid les preocupa, principalmente, mantener el orden natural del universo: el nacimiento y la muerte de las estrellas, el aumento probabilístico de vida y complejidad, y sí, incluso la entropía. Se oponen fieramente a todo lo que altere dicho orden, incluidos los esfuerzos de otras facciones por salvar (o destruir) Solus. Los Eldrid desprecian todo aquello que corrompe o tergiversa las reglas fundamentales del universo. Los Varelsi son, en muchos sentidos, el paradigma de todo lo que odian, y por eso llevan miles de años librando guerras contra estos misteriosos seres oscuros.

Battleborn Eldrid

  • Thorn
  • Boldur
  • Miko
  • Melka
  • ¡Vuelve pronto para obtener más información, pues falta por anunciar un Battleborn Eldrid!

Publicaciones relacionadas