8/6/15

"¡Esforcémonos al máximo y dejemos algún huérfano! ¿Por qué me mira todo el mundo?" - Ambra

Encabezando a los cuatro héroes de Battleborn que hemos desvelado esta semana durante la Gamescom tenemos a Ambra. Que sea una sanadora no significa que sea blanda. De hecho, si la hacéis enfadar en el campo de batalla, saldréis escaldados. O puede que os caiga un meteorito en la cabeza. O ambas cosas.

¿Por qué esta sanadora cabronaza es tan excepcional? Vamos a comprobarlo.

ARQUETIPO: Especialista

ARMAS:

  • Bastón radiante: ataque principal que puede desencadenar un combo letal de golpes cuerpo a cuerpo. El bastón de Ambra puede aumentarse.
  • Puño de hierro ceremonial: roba salud a los enemigos que están dentro de su alcance y devuelve una parte a Ambra.

HABILIDADES:

  • Manchas solares: como rayito de sol que eres, puedes colocar hasta tres manchas solares en un mapa, a modo de minas. Los enemigos sentirán un destello cálido y sanador, pero los enemigos se quemarán.
  • Viento solar: sopla contra los enemigos para herirlos, pero para los aliados es una brisa refrescante. ¿Percibes un patrón?
  • Meteorito: es justo lo que parece. Puedes invocar un meteorito que causará daños masivos a todo lo que haya en la zona del impacto. Además, causará daño adicional durante unos segundos.

EL ACUERDO DE AMBRA:

Los jennerit no destacan exactamente por su amabilidad, sino más bien por su... hum, ética flexible. Ambra (que es mucho más vieja de lo que aparenta) a veces puede parecer una mente maestra diabólica y mágica. Además, su risa malvada no ayuda demasiado. Dicho esto, cabe señalar que está en el bando de los buenos. Es idealista, optimista y confía plenamente en los seres junto a los que lucha para salvar la última estrella.

Ambra, que fue traicionada por Rendain y su golpe al Imperium jennerit, ahora lucha con los Battleborn para curar a su pueblo y restaurar el orden mediante la aplicación de anomalías solares localizadas... lanzadas, preferiblemente, al rostro de Rendain.

NOTAS DE LOS DESARROLLADORES:
"Ambra es un apoyo fascinante. Durante una partida nos enfrentamos a Montana, que no hacía más que absorber todo lo que le lanzábamos, y lo único que nos permitió seguir adelante fueron las manchas solares que soltaba Ambra para cubrirnos. Salíamos, machacábamos a Montana y luego retrocedíamos para curarnos. Si el enemigo se acercaba a nuestra posición, nos retirábamos y las manchas solares se convertían en minas que detenían al enemigo." – Steve Gibson, vicepresidente de marketing de Gearbox

Publicaciones relacionadas